Skip Ribbon Commands
Skip to main content
Skip Navigation LinksPortal Educativo > Que debemos conocer de un Huracan
Que debemos conocer de un Huracan
¿QUÉ ES UN HURACAN?

El huracán es un tipo de ciclón tropical  es el término genérico para un sistema de vientos en forma de espiral que se desplaza sobre la superficie terrestre.  Tiene circulación cerrada alrededor de un punto central.  En el hemisferio norte los vientos giran contrario a las manecillas del reloj.


Los huracanes son un proceso natural del planeta Tierra para transportar el exceso de calor del área tropical a las regiones más frías.  Visto desde el satélite, estos remolinos o espirales gigantescos de nubes compactas y fuertes vientos alcanzan velocidades de más de 74 mph (64 nudos) desplazándose sobre la superficie marina del océano hasta que desafortunadamente tocan tierra o mueren sobre aguas más frías en las latitudes medidas o polares.

 

La energía que produce un huracán es tan inmensa que si pudiéramos utilizar toda esa energía, está proveería 6 meses de consumo de energía eléctrica a toda la nación Americana.

 

Cada año desde el 1 de junio hasta el 30 de noviembre  la temporada de huracanes del Océano Atlántico, Golfo de Méjico y Mar Caribe  los ciclones tropicales producen situaciones desastrosas en alguna isla o en alguna área costera.  En el Caribe, éstos han ocasionado miles de muertes y miles de millones de dólares en daños a la propiedad pública y privada.  Sin embargo, los meses de mayor actividad ciclónica y de mayor peligro a nuestra isla son agosto, septiembre y octubre.  El 65% de los huracanes que se forman en el Atlántico ocurren en agosto y septiembre.

 

Los ciclones tropicales se clasifican de acuerdo con la intensidad de sus vientos sostenidos:

 

Depresión Tropical - es un sistema organizado de nubes con una circulación definida y cuyos vientos máximos sostenidos son menores de 39 mph.  Se considera un ciclón tropical en su fase formativa.

 

Tormenta Tropical - es un sistema organizado de nubes con una circulación definida y cuyos vientos máximos sostenidos fluctúan entre 39 y 73 mph.

 

Huracán -  es un ciclón tropical de intensidad máxima en el cual los vientos máximos sostenidos alcanzan o superan las 74 mph.  Tiene un centro muy definido con una presión barométrica muy baja, en éste.  Vientos de más de 155 mph han sido medidos en los huracanes más intensos.


FORMACIÓN DE UN HURACÁN


Los huracanes se forman sobre los mares tropicales en verano.  Se conocen en todas las zonas marítimas del hemisferio norte y en el hemisferio sur en las secciones este y oeste del Océano Indico Sur y en la sección oeste del Océano Pacífico Sur, al este de Australia.  Los ciclones de peligros para Puerto Rico se originan en la región al este de las Antillas Menores, entre las latitudes 10 grados  Norte y 18 grados  Norte.  Este sector es el más importante en frecuencia de ciclones tropicales en el Océano Atlántico.

 

Por lo general, los huracanes se forman de disturbios conocidos como las ondas tropicales.  Estas ondas son áreas desorganizadas de mal tiempo las cuales se originan en Africa.  Alrededor de 100 ondas tropicales se forman durante los meses de la temporada de huracanes.  De éstas en promedio 10 se convierten en tormentas tropicales y 6 en huracanes.

 

El proceso exacto de cómo se forman los huracanes todavía no se entiende bien y permanece bajo investigación.  Aparentemente tiene que darse en la naturaleza una mezcla precisa de vientos, bajas presiones y una alta temperatura del océano entre otros, para dar paso a formar un huracán.

 

Los huracanes se forman e intensifican sobre regiones del océano.  Ellos requieren:

 

1. Temperatura de la superficie del mar de por los menos 81 grados F .

2. La influencia de la rotación de la tierra para iniciar una circulación giratoria (el efecto de Coriolis), por lo tanto, debe formarse a una latitud mayor de 5 grados  Norte o Sur.

3. Humedad en todos los niveles de la atmósfera.

4. Débil cortante del viento vertical.

 

Un frente estacionario por varios días en el Atlántico o Golfo de Méjico, o una onda tropical pueden ser semillas de lo que dará paso a un ciclón tropical.  Cuando la nubosidad y vientos se organizan en circulación espiral alrededor de un centro definido de baja presión, ya se ha comenzado la etapa inicial de un ciclón tropical.


LOCALIZACIÓN Y MOVIMIENTO


Los ciclones tropicales que se forman en el área tropical del Atlántico, entre las Antillas Menores y la costa de Africa, se desplazan usualmente en dirección de este a oeste.  Al aproximarse al área del Caribe y Golfo de Méjico tienden a moverse más hacia el norte.  Estos se mueven a velocidades de traslación generalmente entre 10 y 15 mph.

 

La mayoría de los ciclones que han azotado a Puerto Rico se han acercado a la isla por el este  sureste, entre Fajardo y Humacao, y han salido por el oeste, desde Aguadilla hasta Cabo Rojo.  Las islas de Vieques y Culebra han recibido el azote frecuente de estos fenómenos.  Sin embargo, ante las dimensiones del campo de vientos de este fenómeno, cualquier pueblo o costa de Puerto Rico es igualmente vulnerable.

 

Las trayectorias de los huracanes son un tanto erráticas y difíciles de predecir.  Un día pueden moverse en forma curva, en un momento pueden ir más rápido que en otro.  El determinar la posición del centro del huracán es difícil, pues éste puede variar hasta 4 millas en tan solo 5 minutos.

 

El movimiento de los huracanes está determinado por el flujo de vientos que predomina en la atmósfera en ese momento dado.  En el Atlántico estos fenómenos se mueven dentro del sistema de Alta Presión de la Bermuda.  De acuerdo a la intensidad y dirección de los vientos dentro de ese Sistema de Alta Presión, y fenómenos como vaguadas o frentes que pueden hacer desviar al sistema y tomar rumbo hacia el norte, dependerá la trayectoria final que lleve el huracán.  Es por ésto que el determinar el flujo de vientos total de la baja, media y alta troposfera es crucial para el movimiento futuro de los huracanes.


ESTRUCTURA

En un huracán, los vientos rotan alrededor de un centro en contra de las manecillas del reloj.  Este centro, de baja presión, es conocido como el ojo del huracán.  En este ojo, con poca nubosidad, los vientos son leves y la presión atmosférica es mínima.  Si pudieras volar sobre el ojo del huracán, al mirar hacia abajo verías claramente la superficie del mar o la tierra por donde pasa, pues el ojo es como un tubo claro de aire que se extiende desde la superficie hasta el tope del huracán.  A veces este ojo es cubierto por nubes predominantemente altas.

 

Sin embargo, el ojo está rodeado por una región conocida como la pared del ojo donde se encuentran los vientos y las lluvias más fuertes.  Esto es una muralla de nubes que rodea el tubo claro u ojo del huracán y es aquí donde está localizado el mayor potencial de devastación del huracán.  Bandas de nubosidad en forma de espiral rodean su centro y pueden producir lluvias y vientos localmente fuertes que preceden la llegada del huracán.

 

No existen dos huracanes iguales.  Algunos son más redondos, otros son más alongados; algunos son más grandes mientras que otros son más compactos.  Mientras más intenso es el huracán, más baja es la presión central y más alta la velocidad de los vientos.

El huracán consta de un campo de vientos amplios de fuerza de más de 74 mph alrededor del mismo, que se puede extender hasta 300 millas fuera del punto central o más.  El punto central del ciclón se refiere al centro de circulación de los vientos y no al centro de nubosidad que observemos desde una foto de satélite.  Este centro de circulación es el punto donde los vientos cambian de dirección.  La primera región de vientos fuertes se le conoce como la región de vientos de fuerza de tormenta tropical y la segunda región que es donde los vientos son de velocidad huracanada.​


CATEGORÍAS DE LOS HURACANES


Categoría 1  Intensidad Mínima - Vientos máximos de 74 a 95 mph, sostenidos durante un (1) minuto.  Daños menores, caída de árboles y arbustos, arrancan letreros y construcciones débiles.  Un huracán de categoría uno (1) puede transformarse inesperadamente en uno de categoría superior.


Categoría 2  Intensidad Moderada - Vientos máximos sostenidos de 96 a 110 mph.  Ocasiona daños a techos, puertas, casas móviles, muelles y marinas.


Categoría 3  Intensidad Extensa - Vientos máximos sostenidos de 111 a 130 mph.  Urge el desalojo de los residentes que viven en la costa.  Va acompañado de inundaciones.


Categoría 4  Intensidad Extrema - Vientos máximos sostenidos de 131 a 155 mph.  Es el más peligroso.  Daños mayores a la agricultura y causa erosión a las costas.


Categoría 5  Intensidad Catastrófica - Vientos mayores de 155 mph y/o marejadas ciclónicas de más de 18 pies sobre el nivel del mar.  Es catastrófico.  Puede causar destrucción completa de muchas estructuras.


LA TORMENTOSA VIDA DE UN HURACÁN


Los huracanes son el producto de la combinación del océano tropical y la atmósfera.  Ciertas condiciones meteorológicas como lo son la humedad y corrientes de aire coinciden con las aguas cálidas en el océano tropical las cuales ayudadas por la rotación de la tierra se transforman en un disturbio atmosférico.  Este disturbio extrae energía con el constante contacto con estas aguas cálidas y se fortalece al acumular calor latente el cual se utiliza como combustible para generar más energía.  Con los vientos alisios como guía y ayudado por la rotación de la tierra, este disturbio resulta en la formación de una onda tropical.  Una vez los vientos forman un patrón en forma de espiral hacia un centro, entonces podemos decir que esta onda tropical se ha desarrollado en una depresión tropical que es la primera etapa del ciclón.  Si las condiciones continúan favorables entonces el sistema se podría convertir en tormenta tropical a los vientos sobrepasar las 39 MPH.  Si continúa su fortalecimiento y los vientos sostenidos alcanzan las 74 MPH entonces el sistema se convierte en huracán.


La estructura típica de un huracán se caracteriza por un centro u ojo donde existe una relativa calma ya que el aire está descendiendo.  En las afueras de este centro, se identifica la llamada pared del ojo donde se encuentran los vientos más fuertes del sistema los cuales están girando en contra de las manecillas del reloj.  Aquí la masa de aire está ascendiendo, condensándose, generando lluvia fuerte y liberando más energía.  Más afuera se notan vientos fuertes y tronadas (tormentas eléctricas) alineadas en bandas en forma de espiral.  En el tope del sistema a más de 50,000 pies de altura el aire es forzado hacia fuera lo que aumenta la succión de aire de la superficie y mantiene un constante fluir de aire y energía a todos los niveles.  Este sistema se mantendrá mientras exista su fuente de energía (aguas cálidas) o se encuentren condiciones desfavorables como los vientos fuertes cortantes en los niveles medios o altos de la atmósfera.


El ciclón tropical y particularmente en su etapa de huracán es uno de los fenómenos más poderosos de la naturaleza.  Sus fuertes vientos, la marejada ciclónica (levantamiento del agua del océano asociada a la baja presión en el centro del ciclón) y sus fuertes y extensas lluvias no tienen paralelo en el globo terrestre.  Su impacto es devastador a través de su trayectoria.


Una vez se forma una depresión tropical, se evalúan las condiciones atmosféricas y oceánicas en el área circundante para predecir la trayectoria y la intensidad del sistema.  Para eso se utilizan observaciones de barcos, boyas, radares, satélites y otros.  Esta información es utilizada por las computadoras y los meteorólogos para llevar a cabo las predicciones de trayectorias e intensidad del sistema en un momento dado.


Los ciclones tropicales se clasifican mayormente por la velocidad de los vientos y la baja presión en el centro del mismo.  Hay tres etapas del ciclón tropical:  Depresión Tropical, Tormenta Tropical y finalmente Huracán.  La etapa de Huracán también se clasifica por categorías siendo la categoría uno (1) la más débil y la categoría cinco (5) la más fuerte.


Anualmente durante la temporada de huracanes que en nuestra área se extiende desde junio 1 hasta noviembre 30, se forman de 90 a 100 ondas tropicales todas con el potencial de desarrollarse en un ciclón tropical.  De éstas en promedio 9 a 10 se convierten en tormentas tropicales y 6 llegan a alcanzar le etapa de huracán.


POR QUE LE PONEN NOMBRE A LOS HURACANES


La experiencia indica que el uso de nombres cortos y distintivos, al escribirse o pronunciarse en comunicaciones se hace más rápido, y están sujetos a menos fallas, que cuando se usaban los métodos antiguos convencionales de identificación, al nombrarse los huracanes sólo y exclusivamente, por medio de longitud y latitud.  Al nombrar un huracán con un nombre en específico conlleva un número de ventajas.  Ejemplo, al intercambiar información al respecto con cientos de estaciones radioemisoras, aeropuertos, bases militares, y barcos dispersos en diferentes áreas, en o en el paso del huracán, no habrá margen de error, debido a que los boletines emitidos indicarán específicamente el nombre el cual el Centro Nacional de Huracanes designó de las listas, a ese disturbio tropical en particular.  También ayuda a la identificación del evento en la historia.


PROCEDIMIENTOS PARA PONERLE NOMBRE A LOS HRU​ACANES


El Centro Nacional de Huracanes cerca de Miami, Florida, mantiene una estrecha y constante vigilancia en áreas oceánicas que se pueda estar desarrollando un disturbio tropical, y el cual pueda transformarse en un huracán.  Si el disturbio tropical se intensifica y se transforma en una tormenta tropical, con circulación rotativa y vientos sobre 39 millas por hora (MPH), el Centro le pondrá el nombre correspondiente, de la lista indicada más adelante.  Se designa una lista de nombres para cada año, por los próximos cinco (5) años.  Esta lista se repite en los años subsiguientes.  Se descartan de esta lista aquellos sistemas que hayan tenido un fuerte impacto en algún país, de acuerdo con los criterios de la Organización Mundial Meteorológica.  Las listas de nombres es seleccionada a base de los idiomas que se hablan en la región en este caso (español, inglés y francés).  Se usan nombres comunes utilizados en la región alternando géneros (femenino y masculino).


NOMBRES DE LOS HURACANES AREA DEL ATLÁNTICO NORTE, CARIBE Y GOLFO DE MEXICO 2017


Arlene

Bret

Cindy

Don

Emily

Franklin

Gert

Harvey

Irma

Jose

Katia

Lee

Maria

Nate

Ophelia

Philipe

Rina

Sean

Tammy

Vince

Whitney​



© Company 2013