Municipios > Toa Alta > Sobre Toa Alta
Escudo de Toa Alta

ESCUDO DE TOA ALTA

En el año de 1983 se adoptó, en el Municipio de Toa Alta por la Ordenanza Municipal Núm. 20, el escudo oficial; siendo Toa Alta uno de los pocos municipios que para la fecha no tenía un escudo oficial. Para esta fecha el mismo mostraba tres torres para denotar su categoría de pueblo, ya para el 1996 se adoptó el uso de cinco torres en el escudo puesto que para esta fecha se certificó a Toa Alta como Ciudad.

Su descripción heráldica lo representa de la siguiente manera: de oro, el palo de gules cargado de una espada de plata guarnecida de oro y superada de una corona del mismo metal, acostado de dos escusones de gules, cargado el de la diestra de una torre de oro superada de un creciente de plata y el de la siniestra de una estrella de oro de ocho rayes. Al timbre, corona mural de oro de cinco torres mamposteadas de sable y adjuradas de gules. El lema, inferior al escudo escrito en caracteres negros sobre una cinta volante blanca con la frase "Non Deserit Alta".

Simbolismo

La espada y la corona representan a San Fernando Rey, Co-patrón de Toa Alta, y aluden a las campañas reconquistadoras y al alto espíritu de justicia de este monarca, soberano de Castilla y León, a cuya muerte "las mujeres lloraban y los hombres se mesaban las barbas", según se refieren las crónicas. En el escusón de la derecha el creciente representa a Nuestra Señor, Santísima Virgen María, co-patrona del pueblo en su título de Inmaculada Concepción y la torre a Santa Bárbara, virgen y mártir, también co-patrona de Toa Alta. En el escusón de la izquierda la estrella de ocho rayos o lucero, además de constituir un distintivo ya popularizado, particularmente en la esfera de los deportes, del pueblo de Toa Alta, alude a los heroicos toalteños, José y Francisco Díaz, quienes se cubrieron de gloria en Hato Rey (1797) peleando contra los invasores ingleses y dando el primero su vida en defensa del Rey y de la Patria junto al puente de Martín Peña. En la heráldica española el lucero o la estrella son símbolos frecuentes del apellido Díaz que significa "Hijo de Diego" por la vinculación de dicho apelativo, que también significa "Hijo de Santiago" con la tradición de la aparición en Compostela, de la estrella que reveló el lugar del sepulcro del Apóstol de Jesucristo, Santiago, patrón de España. Las crónicas de la historia española revelan que este Santo Apóstol luego de promover el Evangelio por distintos países se movió a Europa y murió en Compostela, desde ese entonces Compostela se conoce como Santiago de Compostela.

La corona mural es un distintivo cívico o municipal y las cinco torres de la misma denotan su categoría de Ciudad.

El lema "Non Deserit Alta" que traducido del latín significa: "No abandones las cosas altas" lo que es decir las causas elevadas en clara alusión a las cosas divinas o relativas a la divinidad por entender nuestro conocimiento de que todo lo divino o relativo a Dios proviene de lo Alto; lo cual representa una sublimación al plano moral del calificativo geográfico "alta", que forma parte del nombre de la población, y su proyección temporal como ideal o programa de vida cívica sin perder de perspectiva nuestra finalidad cristiana de regresar al Padre.

Los principales esmaltes del escudo, oro y gules (tonalidad rojiza tipo escarlata), son los tradicionalmente simbólicos de la realeza.

Accesibilidad Núm-001-07     Conforme a la Ley 229 de 2003 Normas de Uso Política de Privacidad