Skip Ribbon Commands
Skip to main content

Antiguo Cuartel de Infantería de Ballajá - Plaza Mayor

La Oficina Estatal de Conservación Histórica (OECH),  administradora del Cuartel de Ballajá y sus plazas aledañas, se ha propuesto el rescate de dicho patrimonio para, mediante un proyecto recreativo cultural y turístico, hacer posible el disfrute al pueblo de Puerto Rico y visitantes foráneos de tan singular conjunto arquitectónico. 

Antiguo Cuartel de Infantería de Ballajá - Plaza Mayor, nombre del referido proyecto, pretende no solo el rescate de este importante barrio de la vieja ciudad, sino también su conversión en un modelo de rescate patrimonial desde un punto de vista eficiente y sostenible. El Antiguo Cuartel de Ballajá, emblema del conjunto esta llamado, como premisa del proyecto, a convertirse en un centro cultural y turístico de esparcimiento y disfrute. Con instalaciones tales como El Museo de las Ámericas, Salas de Proyección, Restaurant, Tiendas de Artesanías y productos autóctonos, servicios complementarios como el libre acceso al Internet y actividades en el amplio patio central se focaliza un interesante polo de atracción para el turismo interno y externo. 

Para el logro de este objetivo se estableció un Plan de Trabajo  que, contando con financiamiento del gobierno de Puerto Rico (Fondo de Acopio Cultural) y del Gobierno Federal (Fondos ARRA) , estableció las siguientes fases de trabajo:

  • Rehabilitación del Cuartel de Ballajá y Plaza del Soportal.
  • Rehabilitación de las facilidades de la Oficina Estatal de Conservación Histórica
  • Impermeabilización del techo del Cuartel de Ballajá.
  • Mejoras a los  Sistemas de Aire Acondicionado e Iluminación  del Cuartel y Mejoras al Sistema de Iluminación de las Plazas V Centenario, Soportal, Beneficencia y Paseo Jardín.
  • Diseño e Instalación de un Sistema de Paneles Fotovoltaicos.
  • Rescate del Aljibe Histórico (en proceso)

Cada una de estas fases, en su desarrollo, han perfilado la ruta  para llegar a una propuesta coherente con Plaza Mayor, coherencia que parte de una estructura rehabilitada con modernos y eficientes sistemas de climatización, iluminación y generación de energía. Adicional, y como concepto cónsono con la estrategia gubernamental de promocionar espacios “verdes”, se ha integrado un paseo- jardín en el techo del cuartel. El referido paseo-jardín junto a la estructura de generación de energía solar promocionan desde el punto de vista educativo este tipo de proyecto.  

Rehabilitación del Cuartel de Ballajá y Plaza del Soportal

El Cuartel de Ballajá fue rehabilitado por última vez entre 1990 y 1993 con motivo de las celebraciones del Quinto Centenario del Descubrimiento de América.  Por primera vez en veinte años, el edificio ha sido  objeto de un proyecto abarcador de rehabilitación administrado por la Oficina Estatal de Conservación Histórica (OECH).  Las obras relacionadas al proyecto actual, que dieron inicio el 1ro de marzo de 2010 y culminaron el 31 de julio del mismo año, se llevó a cabo por la compañía Constructora Naboria, Inc.  El alcance del proyecto se resume a continuación:

Cuartel de Ballajá:

Limpieza y resanado de las superficies de fachadas exteriores e interiores.El proyecto dio inicio con la cuidadosa limpieza de todas las superficies de pared y techo del patio interior, galerías circundantes, escalera principal, secundarias y vestíbulos. Para el resanado de las superficies en estado de deterioro, la OECH contó  con la asistencia técnica de expertos cualificados en la selección de los métodos y materiales adecuados en acorde con las prácticas de conservación contemporáneas.   

Fachada este antes

  

Fachada este después

 

·         Imprimación y pintura de fachadas exteriores e interiores.


Rehabilitar las superficies del edificio como parte del alcance de trabajo, le presentó a la OECH la oportunidad de recrear su cromatismo histórico.  Tomando como base un estudio científico preparado en 1987 por expertos en la materia, sumado a los hallazgos durante la implementación de esta tarea, la recreación de los colores que tuvo el enlucido original (gris plomo y marrón amarillento en el exterior; rojo ladrillo y amarillo ocre en el patio y sus galerías), ciertamente invitará al visitante a interactuar con un espacio colonial español más fiel a su origen histórico.

                       

             Fachada interior, antes

 

               Fachada interior después


Restauración de la cornisa en la escalera principal La escalera principal – o de oficiales, como se le conoció históricamente – uno de los espacios más significativos de todo el conjunto, presentaba un estado de deterioro avanzado pero reversible en la cornisa y el abovedado que la corona.  En el proceso de restauración, ya concluido, se procuró conservar los segmentos de cornisa que se encontraban en buen estado y reconstruir fiel y cuidadosamente aquellos que se habían perdido o estaban al borde del colapso.

            

Antes

  

Después

Restauración y reconstrucción del maderamen exterior y sus herrajesLas tareas incluyen el desmonte, restauración y re-instalación de gran parte de las puertas y ventanas exteriores del edificio como también la restauración y reconstrucción de los balcones en las fachadas sur y oeste, hoy desaparecidos.  Aquellas puertas o ventanas con un alto nivel de deterioro, particularmente las de la fachada oeste, serán reconstruidas.  Como resultado del estudio científico antes mencionado, el color que va exhibiendo el acabado de pintura aplicado corresponde al gris pardusco de las maderas originales del siglo XIX.  

         

   

        Ventanas exteriores, antes

 

 

         Ventanas exteriores, después

 

                          

Balcones antes

 

Balcones  después

 

·         Trabajos eléctricos

Todas las farolas colgantes y de brazo localizadas en los espacios comunes del cuartel fueron renovadas para extender su vida útil.  Con el propósito de reducir el consumo energético en un edificio de tal escala, se reemplazaron todos sus balastros y bombillas.

 

 

 

 

                          

Galerías antes

 

Galerías después

 

Se logró rescatar el sistema eléctrico que alimenta un total de treinta y siete lámparas que bañan de luz la entrada principal del cuartel y las fachadas del patio interior.  Las modernas luminarias, ya instaladas, no solamente acentúan el soberbio diseño clasicista que las engalana sino también contribuyen grandemente a la vida nocturna que se vislumbra para el cuartel.Como última tarea, pero no menos relevante, se reemplazaron todas las lámparas colgantes y de pared en la escalera principal, las dos secundarias y todos los vestíbulos del edificio.

Finalmente se impermeabilizaron de los techos del edificio como parte del proyecto.

 

 

 

 

Trabajos de insulación en proceso

Insulación terminada

Plaza del Soportal:

  Limpieza y resanado de las superficies de fachadas exteriores. Imprimación y pintura de fachdas

·      Gracias a las economías que se lograron en las etapas tempranas de planificación del proyecto, sumado el aprovechamiento de elementos que fue posible reutilizar (farolas colgantes, puertas, ventanas y herrajes, por ejemplo) se han concretado, ceñidas al límite presupuestario, importantes tareas no contempladas en esquema original.  Ejemplo de ello es la instalación de nuevos postes, farolas y mobiliario urbano en los alrededores del Cuartel de Ballajá, la adquisición e instalación de una nueva rejilla para el drenaje principal del patio interior, la dotación de infraestructura requerida para habilitar un espacio como restaurante, la restauración del vitral sobre la entrada norte del cuartel, asi como la impermeabilización de los techos y pintura de puertas y ventanas en la Plaza del Soportal, entre otras. 

Se anticipa que esta primera fase de trabajos en Ballajá sirva como punta de lanza para la consecución de otras etapas subsiguientes cuyo norte serán el máximo aprovechamiento de espacios actualmente subutilizados y el desarrollo sostenible de un monumento histórico puertorriqueño para el beneficio de la ciudadanía, su verdadero custodio, y las decenas de miles de visitantes de recibe cada año. 

Dueño:           Oficina Estatal de Conservación Histórica,  Carlos A. Rubio Cancela, Director Ejecutivo

Gerencia:        Santiago Gala Aguilera, AIT  Marel del Toro Cabrera, AIT (Plaza del Soportal)

Contratistas:   Constructora Naboria, Inc. y Waste Tech, Inc.

Inversión:       $1,500 000.00

Procedencia de los fondos: Fondo de Acopio Cultural 

 Mejoras a los  Sistemas de Aire Acondicionado e Iluminación  del Cuartel de Ballajá

Posterior al proceso de rehabilitación antes descrito y de acuerdo con la directriz del gobierno de establecer una política de consumo energético eficiente, económica y sostenible se decidió acometer este proyecto. Las dependencias administradas por la OECH, pagan al año un promedio anual de 440,000 dólares por un consumo energético de aproximadamente 2, 103 529 Kwh.

                       

        Viejo Sistema de Climatización

 

  

            Nuevo  Sistema de Climatización


Al viejo e ineficiente sistema de climatización del edificio se le realizaron un conjunto de mejoras capitales – con fondos ARRA – para sustituir cada sus  de los componentes por unos de la más moderna y eficiente tecnología. El proyecto incluyó la adquisición de dos nuevos chillers de 180 ton. cada uno, la sustitución de más de treinta motores de los diferentes componentes del sistema y la instalación de nuevos con tecnología “invertir”. Todo el funcionamiento del sistema está controlado por dispositivos de frecuencia variable (VFD Variable Frecuency Drive) que a su vez permiten el monitoreo en tiempo real mediante una aplicación automatizada. Este tipo de sistema y su diseño – controlado de igual manera a base de sensores de temperatura y movimiento – permite un control estricto de la climatización según temperaturas estables y ocupación de los espacios.

De igual manera se realizaron mejoras considerables al sistema de luminarias en todos los espacios de la edificación, tanto en las galerías y fachadas como en los espacios de oficina. Baste saber que se realizaron cambios de balastro  y de bombillas en casi 600 lámparas reduciendo el consumo por este concepto en más de la mitad. Las mejoras en el área de las luminarias incluyeron también sensores de movimiento que garantizan  el uso de la iluminación artificial solo cuando realmente se necesita.

Las plazas que componen el conjunto Ballajá – administradas por la OECH igualmente – constituyen elementos que incorporan una belleza singular el entorno del edificio. La sustitución de los balastros y bombillas, no solos del exterior de la plazas, sino también en el estacionamiento soterrado y espacios interiores del Soportal, adicionan ahorros considerables en consumo y erogación de fondos. Para la rehabilitación de la Plaza de La Beneficencia – cenicienta del conjunto – la OECH asignó una partida para la compara de todos los postes de las luminarias, de forma tal que esta plaza recuperará el brillo de antaño.

Los ahorros en términos de consumo energéticos esperados con este proyecto se aproximan al millón de Kwh por año con un reflejo monetario anual de 200 000 dólares promedio menos lo que representa más de un 50% del total.

Dueño:           Oficina Estatal de Conservación Histórica; Carlos A. Rubio Cancela, Director Ejecutivo

Gerencia:        Eduardo Cancio González, Oficial Principal de Informática - Oficial de Asuntos Energéticos

Contratistas:   AIREKO  Corp.

Inversión:       $ 1, 020 000.00

Procedencia de los fondos: Fondos ARRA mediante el Goverment Energy Program.

Diseño e instalación de un Sistema de Paneles Fotovoltaicos

El impulso que a escala mundial ha tomado la utilización cada vez mayor de energías renovables para proteger el ambiente y economizar por los altos costos del combustible no ha sido ajeno al trabajo de la OECH. La política del gobierno de Puerto Rico al respecto para fomentar la no dependencia del petróleo y la asignación de fondos ARRA hicieron posible – en Ballajá -  la consecución de este objetivo.

Con una inversión de 900,000 dólares se instaló en el techo del edificio un sistema de paneles fotovoltaicos de 720 placas solares con una capacidad de generación de 150 Kwh. Dicho sistema cuenta con una modernísima tecnología de monitoreo y control automatizado que permite obtener en tiempo real cualquier tipo de datos relacionados al proceso de generación de electricidad a partir de la energía solar.

                       

Paneles solares en el lado noroeste del techo de Ballajá

 

 

Paneles Solares en el lado norte del techo de Ballajá

Con la instalación de este sistema no solo se logran economías de hasta 50,000 dólares al año sino que también se incorpora un espacio de gran importancia desde el punto de vista de educativo. Las futuras visitas que al techo de Ballajá – con la integración del concepto “techo verde” – se realicen servirán para mostrar al público el impacto  real que este tipo de sistema de generación tiene en la economía de nuestro país. Debe dejarse constancia además del provechoso alivio que representa el uso de energías renovables en el cuidado del ambiente y baste decir que desde el 11 de Julio  hasta el 11 de Octubre de 2011 el sistema había evitado la quema de 4, 800 galones de combustible con un ahorro en contaminación de 43 ton. de CO2.

Le invitamos a visitar el sitio www.deckmonitoring.com\ballaja para seguir en tiempo real el funcionamiento de las placas solares en el Cuartel de Ballajá

Dueño:           Oficina Estatal de Conservación Histórica; Carlos A. Rubio Cancela, Director Ejecutivo

Gerencia:        Eduardo Cancio González, Oficial Principal de Informática - Oficial de Asuntos Energéticos

Contratistas:   AIREKO  Corp.

Inversión:       $ 900 000.00

Procedencia de los fondos: Fondos ARRA mediante el Goverment Energy Program.

Diseño e instalación  de un techo verde en Ballajá

En el Cuartel de Ballajá nos hemos dado a la tarea de desarrollar un techo verde que este accesible al público, así las personas se podrán  familiarizar con este tipo de tecnología, además de aprovechar el potencial de las vistas que se aprecian desde la azotea. Antes de tomar cualquier decisión nos asesoramos primeramente con un ingeniero estructural para asegurarnos que la losa del techo resistiría las cargas adicionales que conlleva instalar un techo verde. El caso de Ballajá es particular, los muros son los originales en mampostería pero los techos fueron intervenidos a principio del siglo XX por el ejército norteamericano y son en hormigón. Es importante tener en cuenta detalles como éste, ya que al intervenir edificios históricos los parámetros suelen ser más estrictos que en casos en que el edificio es nuevo y se diseña con el concepto de desarrollar un techo verde, por lo que hay más libertad al momento de construir el mismo. Simultáneamente al análisis estructural del edificio, trabajamos con la impermeabilización del techo y la aplicación de 2” de aislante para disminuir las temperaturas interiores del edificio y encaminados a ser más eficientes. Podemos decir que el sellado del techo es la parte más importante de las capas del sistema instalado, ya que es la barrera que impide que el agua pueda penetrar al techo y dañe la estructura. Es recomendable probar el sellado del techo para poder corregir cualquier tipo de imperfección antes de comenzar a instalar las capas subsecuentes del sistema. Dichas capas cambian dependiendo del sistema que se decida instalar pero comúnmente se trata de una serie de elementos que se colocan sobre la membrana a prueba de agua: barreras contra raíces, capas de piedra o agregado fino, sistemas de drenaje, sistema de irrigación,  medio de crecimiento y las plantas, entre otros.

                  

Diseño del proyecto

  

     Detalle del techo verde terminado

Con la construcción de techos verdes se promueve la ayuda al medio ambiente y en algunos casos permite aprovechar mejor el terreno disponible, ya que la cubierta pasa a ser un jardín cambiante que se puede recorrer y disfrutar. El techo del Cuartel de Ballajá dejará de ser un espacio inaccesible y sin mucha utilidad y pasará a ser un lugar con un enorme potencial espacial y de uso para el disfrute de todos los visitantes.   

Dueño:           Oficina Estatal de Conservación Histórica,  Carlos A. Rubio Cancela, Director Ejecutivo

Gerencia:        Marel del Toro Cabrera, AIT

Contratista:   Waste Tech, Inc.

Inversión:      $400,000

Procedencia de los fondos: Fondo de Acopio Cultural  

Rescate del Aljibe Histórico (en estudio)

La Cisterna del Cuartel es una joya de gran utilidad. Se le ha calculado una capacidad de almacenamiento – en tres cámaras – es de 670,000 galones. La misma era utilizada en tiempos de España para satisfacer las necesidades de agua, tanto del Cuartel como del Barrio homónimo. Para entonces, su fuente principal era la pluvial. El trabajo de pitometría realizado en conjunto con la AAA nos proveyó un video de cada una de las galerías con que cuenta la cisterna apreciando un excelente estado de conservación que con una inversión moderada podríamos rescatar.

                       

Abertura hacía el patio del cuartel

  

Cisterna

 

La intención de la OECH es el rescate de la cisterna y su concepto original – abastecimiento pluvial - para poder suplir las necesidades de agua tanto para los sanitarios como para el uso del sistema de aire acondicionado del edificio. Y de esta manera contar con un almacenamiento seguro ante la ocurrencia de roturas en el sistema de la AAA o ante el paso de fenómenos naturales.

 
 
REGISTRO NACIONAL
¿Qué es?
Criterios de Inclusión
Formularios

BALLAJA

Actividades
Inquilinos
EDUCACIÓN
Lo más reciente
Revista Patrimonio
Biblioteca
GIS
Sección 106
Inventario
Requisitos
CONSERVACIÓN HISTÓRICA
Planificación
HPF
formularios

© Company 2013